top of page

Expectativas y perspectivas en los matrimonios reales

El caso de los Duques de Sussex sobre declaraciones concedidas a la entrevistadora Oprah Winfrey, más allá de ser el tema de hoy de las revistas del corazón en el mundo, como mediadora, me lleva a un análisis profundo e interesante que respalda mi propuesta de mediación prematrimonial.

Para quienes no hayan tenido oportunidad de ver esta entrevista, la recomiendo desde el punto de vista sociológico y del comportamiento humano.

La casa de Windsor fue nombrada así el 17 de Julio de 1917 por el Rey Jorge V, dado el origen germánico del apellido original que era Sajonia-Coburgo-Gotha y la casa Hannover y debido a que se encontraban inmersos en la primera guerra mundial contra Alemania.


Como sabemos, la Reina Isabel II ascendió al trono el dos de junio de 1953 y es soberana hasta el día de hoy. Dado lo avanzado de la edad de la reina quien tiene 94 años, el tema de la sucesión al trono es un tema de Estado y el Gobierno Ingles tiene la obligación de garantizar que ocurra sin contratiempos.

En este contexto se da el matrimonio de los duques de Sussex, el príncipe Harry y Meghan Markle, el 19 de mayo de 2018.


Sin ser experta en realeza, es del conocimiento de todos que existen protocolos muy estrictos para la celebración de los matrimonios dentro de la familia real, los cuales se dan en observancia a la “ Ley de matrimonios reales” que data de 1772 y diversas modificaciones realizadas en 2015 como resultado del Acuerdo de Perth, cuyo fin es “prevenir matrimonios que puedan disminuir el estatus de la casa Real” y en la cual se establecen requisitos y limitaciones para aquellos que pretendan entrar a formar parte de la familia Windsor.


Estas disposiciones aplican solo a las seis primeras personas en la línea de sucesión al trono de la reina Isabel II, entre las que se encuentra el príncipe Harry y pueden ser consultadas fácilmente en la red. Mi objetivo al referirme a estos ordenamientos es el de apuntar a que existe todo un proceso de Estado que se involucra previo la celebración de un matrimonio real.

Considero también muy importante conocer cuál es el papel oficial y lo que se espera de los miembros de la familia real:

La página oficial royal.uk , disponible para su consulta en internet refiere que los deberes de los miembros de la familia real incluyen entre otras cosas:

a) Responsabilidades de Estado oficiales.

b) Presencia dondequiera que a la reina no le sea posible atender alguna responsabilidad en persona, brindando apoyo a la reina en Banquetes de Estado, recepciones y eventos de jardín, como anfitriones junto con ella.

c) También representan a la reina en la nación y en la mancomunidad y en otros países en eventos como funerales de estado y festividades nacionales.

d) Respaldo con visitas que permitan el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas y económicas de Inglaterra.

e) También tienen un rol muy importante apoyando y promoviendo el sector de caridad pública que asciende a más de 3,000 organizaciones que la familia real patrocina o preside.

f) Otros apoyos brindados por la familia real incluyen tener relaciones oficiales con las fuerzas armadas y los cuerpos militares y

g) Finalmente, la familia real tiene un papel preponderante en fortalecer la unidad nacional.


Los antecedentes que se mencionan nos permiten entender mejor que ser incluido en la familia real británica además de enormes privilegios, significa una gran responsabilidad, implacable exposición pública y mediática y definitivamente una vida dedicada al servicio a los demás. En mi opinión la reina a lo largo de su mandato de 68 años, por cierto el mas largo de la historia, ha abrazado con gran dignidad su papel de monarca y ha trascendido victoriosa a lo largo de varias generaciones y corrientes de pensamiento, conflictos armados mundiales, crisis familiares, los divorcios de tres de sus cuatro hijos, la muerte de su ex -nuera Diana entre otras cuestiones desafiantes, siempre con la entereza y determinación que la caracteriza. Debo agregar que tiene un manejo de los medios y la información que me parece impecable y se ha expresado con la debida prudencia y diplomacia en cada una de las ocasiones que lo han ameritado y como dice Michelle Obama, el servicio público no se trata de quien sirve, sino a quien sirves.



De la entrevista con Oprah Winfrey publicada por la cadena CBC News el pasado 7 de marzo se desprenden por lo menos cuatro asuntos que han provocado que los Duques de Sussex dejen Inglaterra y sus deberes oficiales dentro de la realeza, para irse a residir a California, Estados Unidos:

1. El acoso incesante de los medios y la aparente animadversión en contra de la duquesa Meghan Markle con efectos negativos en la opinión pública, ejemplificado mediante un incidente ocurrido con su concuña la duquesa de Cambridge.

2. La falta seguridad y protección a sus hijos por el Gobierno Ingles y la familia real debido a que a sus hijos no se les habría de conceder un título nobiliario, por su lugar en la línea de sucesión al trono y cuestiones presupuestales por los costos que implica para los contribuyentes.

3. La “preocupación” de algunos miembros de la familia real por el color de la piel de los herederos de los duques, el pequeño Archie y el futuro bebe que esperan debido a que los duques forman una pareja interracial.

4. El que ningún miembro de la familia real los hubiere buscado al tomar la decisión de alejarse del reino unido y los deberes oficiales.

Analizando esta problemática desde mi perspectiva como mediadora y con la mayor objetividad posible, considero importante que recordemos que la mediación es un instrumento para la comunicación asertiva, y es una negociación asistida por medio de la cual las partes en conflicto exponen sus necesidades y plantean sus intereses mediante el diálogo respetuoso con el propósito de lograr acuerdos que pongan fin a la controversia, con el apoyo de un mediador calificado y experto.

En un planteamiento hipotético en el cual se me permitiera ser yo la mediadora de este conflicto entre la familia real inglesa, me parecería muy importante obtener las respuestas a las siguientes preguntas:

1. ¿La duquesa de Sussex tenía la información lo suficientemente clara para conocer los alcances y limitaciones del compromiso que adquiría con el matrimonio real?

2. Si la respuesta anterior fuera afirmativa ¿quién o quienes fueron los encargados de brindarle esa información y cómo se cercioraron de que la comprendiera perfectamente?

3. ¿Cuáles son los intereses subyacentes de la pareja real que los llevaron a tomar la decisión de alejarse de sus deberes con la corona y poner distancia con la familia real?

4. ¿Qué los impulso a llevar a cabo la entrevista con Oprah Winfrey?

5. ¿Qué información podemos obtener del lenguaje verbal de ambos, de sus palabras y de sus silencios y expresiones faciales?

6. ¿Porque tomaron la decisión de venir a vivir a Estados Unidos?

7. ¿Es este realmente un tema de discriminación racial?

8. ¿Podrán resolver como familia las implicaciones de hacer públicas cuestiones tan intimas de la casa de Windsor?

9. ¿Cuáles son las implicaciones de este conflicto para la permanencia de la monarquía?

10. ¿habría que revisar los temas de distribución de poder, de expectativas irreales, de reivindicar, de conceder prestaciones económicas, tal vez un tema de ambición o de necesidad de reconocimiento y de validación?

11. ¿Cuáles serían las posibles soluciones al conflicto familiar?


Considero que las casas reales europeas y de cualquier parte del mundo, ponen en riesgo su permanencia siempre que las personas que debieran cuidarles fallan en su responsabilidad de evitar potenciales conflictos como este. Entendiendo que se siguen protocolos siempre que alguien ingresa al círculo más cercano de la reina a través de un matrimonio, entonces, ¿qué fallo aquí?


Sin temor a equivocarme pienso que fallo la comunicación asertiva en ambas vías. Los Duques aseguran que manifestaron su inconformidad con las cuestiones que se plantean en la entrevista y nadie los escucho, la casa real manifestó escuetamente en un comunicado firmado por su majestad la reina que “algunos recuerdos pueden variar” supongo que refiriéndose a cómo sucedieron las cosas. A este momento las perspectivas son paralelas y la experiencia en el pasado nos indica que la Institución de la monarquía británica difícilmente se prestara a ventilar y solucionar este diferendo dándole a los medios y la prensa rosa material para que alimenten la insaciable curiosidad del resto de la gente, los “simples mortales de sangre roja”. El comunicado de la reina afirma que el asunto será tratado en privado.


¿Cómo podría haber prevenido este conflicto la mediación prematrimonial?


La mediación prematrimonial tiene la función de agotar exhaustivamente los aspectos más importantes que incidirán en la vida de la pareja, de acuerdo con la realidad de cada uno de los contrayentes, sus necesidades y expectativas de lo que será su vida en común y todos los aspectos que podrían contribuir con el éxito o fracaso de su relación. Si bien no todos los días uno se casa con un príncipe de la monarquía británica, cada matrimonio que se celebra es un acontecimiento de gran importancia y trascendencia.

Con esta propuesta los futuros cónyuges tienen mucho que ganar y poco que arriesgar.





Comentários


bottom of page