top of page

Crisis: Peligro-Oportunidad

La palabra crisis en el idioma chino esta compuesta por dos símbolos. El primero significa PELIGRO y el segundo OPORTUNIDAD. En una crisis se tiene que tomar conciencia del peligro, pero a la vez reconocer la oportunidad.



En ocasiones al estar frente al surgimiento de un conflicto, nos enfocamos en darle una connotación negativa y perdemos de vista que una crisis bien gestionada permite una transformación o un cambio para mejorar una relación, nuestra sociedad o nuestro País. Ayuda mucho preguntarnos: ¿para qué está sucediendo esta crisis? y no tanto ¿por qué? Previo las grandes transformaciones sociales muy probablemente hubo una crisis, un conflicto que se fue gestando con el paso del tiempo, una necesidad o un reclamo que quizás no se atendió oportunamente.


Lo mismo sucede con las relaciones cuando no atendemos una necesidad o no validamos un interés de nuestra contraparte en una situación de conflicto.


Una de las habilidades más importantes que podemos adquirir es la de prevenir y gestionar adecuadamente los conflictos y poder aplicarlo en cualquier escenario de riesgo. Por ejemplo, una buena política de “compliance o cumplimiento” que es prevención, permite que una empresa pueda ser blindada de posibles contingencias que impliquen un peligro que comprometa la integridad corporativa de la empresa. Sin embargo, cuando dicho riesgo no puede ser previsto y surge el conflicto, el peligro se hace real y con él la oportunidad de aprender, durante un adecuado proceso de gestión y contención de daños. Es en esta etapa que se hace necesario la participación de un especialista en resolución de conflictos o mediador quien mediante las herramientas y habilidades técnicas y humanas que posee, facilite la comunicación entre los involucrados en un conflicto en el ánimo de lograr acuerdos que lo atiendan y le pongan fin.


Cuando la situación conflictiva fue atendida y resuelta es importante evaluar y analizar las causas que le dieron origen para aprender de ellas, neutralizar todas las amenazas y evitar futuras contingencias que casi siempre se traducen en quebrantos relacionales y económicos que afectan la estructura de una empresa y su permanencia.

En el caso de las relaciones humanas interdependientes entre sí, el surgimiento de conflictos también puede dar lugar al nacimiento de oportunidades de mejora, de autoevaluación, de aprendizaje, de cambios para construir una mejor relación a futuro, mas satisfactoria para los involucrados y más duradera.


La mediación es uno de los instrumentos más adecuados para transformar un peligro en una oportunidad y afortunadamente cada día se vuelve una de las principales alternativas a las cuales acudir para solucionar una situación conflictiva.

¡Prueba la mediación!


bottom of page